Skip to content

Como gestionar las tareas en segundo plano en Windows Phone

Pese a que Windows Phone sea una de las mejores plataformas móviles en lo que a autonomía y optimización se refiere, conviene prestar especial atención a las aplicaciones y tareas que se ejecutan en segundo plano. Pues pueden hacer que se aumente –considerablemente- nuestra autonomía o que por lo contrario, se vea disminuida notablemente.

Sin duda, todos desearíamos que la duración de la batería de nuestros dispositivos móviles rondase los 4 o 5 días. Pero lamentablemente, si le damos algo de uso y nos conectamos a las redes WiFi o conexiones de datos móviles, esta duración se queda en las 24 o 48 horas en el mejor de los casos. Pero tranquilos, existen algunos mecanismos y técnicas que podemos aplicar para conseguir reducir el consumo excesivo de la batería de nuestros Windows Phone. A continuación te detallamos los ajustes que debes activar y/o modificar desde tu teléfono.

Si ya disfrutas de Windows Phone 8.1, verás que está disponible una aplicación que nos simplifica la tarea de gestión y control de la batería. Dicha aplicación recibe el nombre de “Ahorro de batería” y está accesible desde el propio menú de Windows. Desde aquí veremos distintas opciones, como el porcentaje de batería que consumen ciertas aplicaciones, las que se ejecutan o no en segundo plano, el tiempo de batería restante, así como el tiempo que hace que no cargamos la batería. También vemos que podemos activar el modo “Ahorro de batería” para bloquear ciertas aplicaciones que se ejecutan en segundo plano. Bastará con seleccionarlas y marcar la opción que dice “Permitir que la aplicación se ejecute en segundo plano”.

Si por lo contrario, queréis que la aplicación siga ejecutándose pese a habilitar este modo, tan sólo deberéis pulsar sobre la opción de más abajo “Permitir que esta aplicación se ejecute en segundo plano incluso cuando esté activado el Ahorro de Batería”.

Recordad que podéis bloquear todas y cada una de las aplicaciones que instalemos, por lo que llevad cuidado y no bloquear WhatsApp o Skype, ya que si lo hacemos, no recibiremos las notificaciones al instante. No os paséis y tratad de configurar aquellas aplicaciones que realmente no merecen estar en segundo plano, como Telegram, Facebook o cualquier otra aplicación que consultéis dos o tres veces al día.

Rate this post