Skip to content

Diferencias entre jailbreak y root

Diferencias entre jailbreak y root

Seguramente alguna vez hayan oído hablar de los términos Jailbreak y Root, dos procedimientos a los cuales podemos someter a nuestros equipos para conseguir diferentes objetivos. Pero la realidad es que no queda tan claro para qué es cada uno de ellos. Por ese motivo es que en la nota del día de hoy vamos a contarles cuáles son las principales diferencias entre Jailbreak y Root. 

Diferencias entre jailbreak y root

Pero antes de contarles cuáles son las diferencias entre Jailbreak y Root, vamos a definir cada uno de estos conceptos.

Qué es el Jailbreak

Cuando hablamos de Jailbreak estamos haciendo referencia a un procedimiento al que se somete un equipo de la marca Apple. La finalidad del mismo es romper las restricciones impuestas por el fabricante y tener completa libertad para modificar los diferentes aspectos del sistema.

En otras palabras, es como si consiguiéramos los famosos permisos de administrador sobre el equipo, para programarlo de la manera que queramos.

Diferencias entre jailbreak y root

Cuando sometemos el equipo a un Jailbreak, no solo vamos a poder descargar aplicaciones desde iTune y utilizar todas las funciones que usábamos antes, sino que además vamos a poder usar todo tipo de aplicaciones, aunque las mismas no estén autorizadas por Apple. Además existen algunas herramientas que únicamente se encuentran disponibles para los equipos que ya han sido sometidos a un Jailbreak.

Algo a tener en cuenta de este tipo de procedimientos, es que son tan profundos que anulan todo tipo de garantía comercial con Apple. Además no es un proceso simple, por lo que cualquier fallo que se produzca durante el mismo puede dañar de manera permanente el equipo.

 Qué es el root

En segundo lugar tenemos el proceso Root, que para sorpresa de muchos, es lo mismo que un Jailbreak. Así es, no hay diferencias entre Jailbreak y Root, excepto que mientras que el primero se refiere a los equipos de Apple, el segundo hace referencia a los dispositivos con iOS.

Como decíamos antes, el procedimiento es el mismo. Es decir que lo que vamos a conseguir por medio de un Root es sortear todas las restricciones que el fabricante ha impuesto en la plataforma, para hacer todo tipo de modificaciones en el sistema. Vamos a obtener permisos de superusuario y podemos darle permisos de administrador a cualquier aplicación.

Diferencias entre jailbreak y root

Así que si rooteamos nuestro equipo Android, lo que vamos a poder hacer es instalar aplicaciones que no se encuentran disponibles en la tienda de aplicaciones oficial de la plataforma y utilizar funciones que antes no estaban disponibles. Pero por otro lado, también vamos a poder deshacernos de esas molestas aplicaciones que llegan instaladas por defecto en los dispositivos.

Nuevamente, es un procedimiento que está sujeto a ciertos riesgos. Más específicamente, puede ocurrir un fallo en el medio del rooteo y dañar de manera permanente el equipo, es el famoso “Bricked”.

Diferencias entre Jailbreak y Root

Ahora que ya tenemos claro qué es cada cosa y para qué sirve, nos preguntamos si existen diferencias entre Jailbreak y Root.

Técnicamente son lo mismo, pero no solo tienen un nombre distinto, sino que mientras que el Root funciona para Android, el Jailbreak funciona para iOS.

¿Hay más diferencias entre Jailbreak y Root? En principio decimos que ambos procedimientos permiten obtener permisos de administrador en los equipos, pero eso no es todo.

Diferencias entre jailbreak y root

En primer lugar, lo que vemos es que la plataforma iOS tiene más restricciones que Android, ya que esta última nos da la posibilidad de instalar aplicaciones de terceros que no se encuentran en Google Play sin tener que ser usuario root. Mientras que Apple requiere sí o sí que sometamos el dispositivo a un Jailbreak para poder hacerlo.

Por otra parte, Android nos permite modificar la estética del escritorio por medio de lanzadores de aplicaciones, iconos y temas, para lo cual claramente no tenemos que ser usuarios root. Pero en iOS, nada de esto es posible sin un Jailbreak.

Claramente existen ventajas de someter a nuestro equipo a un Jailbreak o Root, en el caso de iOS se ve más claro, ya que es una plataforma con más restricciones.

Pero como en todos los casos, existen riesgos. Como ya dijimos, la garantía queda invalidada, pero además el equipo queda más expuesto a malware y aplicaciones peligrosas.