Skip to content

¿Es mejor cargar el teléfono por USB o conectado a la pared?

Hoy les presentaremos en esta guía una nueva seccion referida a las baterias de los dispositivos. En este caso, vamos a responderles para qué casos es mejor cargarlo por USB y para qué casos es mejor cargarlo directamente desde la instalación eléctrica de nuestra casa, ya que cada caso tiene sus pro y sus contras.

Cargando por USB

Fuera de estándares de USB, hablaremos de la versión 2.0, la más extendida actualmente. Cabe aclarar que en una conexión USB siempre hay un host, el PC es el host y el teléfono el dispositivo; esto significa que la electricidad  solo fluye de host a dispositivo.Vale aclarar que también existen tres tipos de USB: USB 2.0 que puede estar hasta 500 mA (amperios), USB 3.0 que puede llegar hasta los 900 mA y los USB de carga estricta, que son los que usan los adaptadores de paredm mientras que los dos primeros son los que encontramos en los PC, este último puede subir hasta los 1.5A. Pero esto es la teoría, casi todos los USB rompen el estándar y las especificaciones. el del iPhone, por ejemplo, de 2.1A hasta 5V. Los PC antiguos mezclan USB, asi que puede darse el caso en el que vuestro teléfono cargue más rápido en un puerto que en otro. Pero esto no nos interesa, lo que sí debe interesarnos son los efectos que tiene sobre nuestra batería.

Por ejemplo, al cargar la batería por USB se produce una carga más lenta (el USB proporciona menos intensidad de corriente eléctrica-amperaje), causando que la batería dure más en el tiempo, es decir, se mantenga mejor con el paso de los ciclos de carga. Como contraposición hacemos que el ciclo de carga que se ejecutará justo después de desconectar el terminal sea menos efectivo, aunque en porcentaje es muy variable, por ejemplo, en el Nokia Lumia 800 se han notado diferencias de hasta una hora.

Nota: cargarlo por USB es más lento, pero hará que nuestra batería perdure en el tiempo.

Cargándolo conectado a la instalación eléctrica

Como contraposición al USB, este método es más rápido, pero puede tener un mayor efecto en las baterías de nuestros dispositivos. Dependiendo del adaptador que tengas, bien puede dar una salida de 500 mA subiendo hasta los 2100 mA, como es el caso del iPhone. En la actualidad, puedes conectar cualquier teléfono a cualquier USB, y en el peor de los casos lo que tendrás es un poco de calor en la batería y una carga más rápida.

El efecto sobre la batería, por tanto, será que el ciclo de carga que empezará nada más desconectarlo tendrá un poco más de duración (durará más la batería). Con el correr del tiempo, como contrapartida, veremos un decaimiento del teléfono para que se quede despierto.

 

Rate this post