Skip to content

RIM presenta el primer OS 10 de Blackberry sin teclas

La compañía canadiense estrenará su nuevo sistema operativo con un teléfono con pantalla táctil

El primer teléfono que cargue el sistema operativo BlackBerry 10 tendrá —sólo— pantalla táctil. Así lo ha asegurado una portavoz de la empresa al Washington Post.

El teclado físico completo es la característica más destacada de los teléfonos Blackberry. Gracias a él se popularizaron, primero entre la gente que necesitaba escribir muchos correos electrónicos lejos del ordenador, y después entre los aficionados a cruzar mensajes cortos con sus amigos. Pero para su próxima etapa, la compañía canadiense RIM ha decidido presdindir de su seña de identidad.

Las cosas no van bien en Research In Motion (RIM). Los smartphones de Apple y los que cargan el sistema operativo Android devoran su cuota de mercado, que no deja de caer. Recientemente anunciaron 2.000 despidos en todo el mundo, y los cambios de consejeros delegados se ha sucedido en los últimos dos años. Se lo juegan todo a un nuevo sistema operativo, BlackBerry 10, que promete grandes mejoras pero ya se ha retrasado varios meses.

Según el Washington Post, un analista de BGC Financial calificó de sorprendente el anuncio de prescindir del característico teclado para la presentación del nuevo sistema operativo. «El teclado físico es lo que diferencia los terminales de RIM de su competencia», argumentó el experto, «si no apelas a tus fortalezas históricas es difícil conseguir una cierta tracción».

La portavoz de RIM aseguró que este teléfono con pantalla táctil se presentará a lo largo de 2012. También afirmó que se comercializarán terminales con teclado físico completo, aunque no concretó fechas. Entre los entusiastas de la marca canadiense ya se rumorea que el segundo teléfono con Blackberry10 sí tendrá teclado físico, y lo esperan ansiosos.

Tras el anuncio han surgido dudas en todo el sector sobre la idoneidad de la decisión. Muchos consideran que las teclas físicas de Blackberry son el último cabo que mantenía a sus clientes vinculados a la compañía.

Rate this post